Análisis Panty Party
Lo mejor
  • Controlar una braguita y disparar con ella es algo único.
Lo peor
  • La escasa variedad de misiones.
61%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
57%

Que las braguitas son un objeto de culto para algunos fetichistas, especialmente en Japón, es algo innegable. Han impreso ríos de tinta en sus mangas mostrando y ensalzando las excelencias de esta prenda interior femenina. Ya sea por adoración o por perversión, las braguitas han sido fuente de inspiración para diversos autores, y ahora llegan como protagonistas a un videojuego.

Animu Game, creadores del plataformas de acción Forward to the Sky, son los encargados de haber dado vida a Panty Party, un juego en el que las bragas son el tema central. Una cosa hay que dejar clara antes de hablar de Panty Party: no es un juego para mayores, no hay desnudos y, en definitiva, no hay nada de hentai. Es un videojuego que intenta no tomarse a sí mismo demasiado en serio, aunque las braguitas aquí son un tema serio.

Y es que, si se pudiera resumir el tema del juego en una pregunta, esta sería «¿qué clase de braguita te gusta?».

Pero ¿de qué trata Panty Party? Aunque parezca raro, en esencia es un juego de acción en tercera persona en el que, aunque parezca aún más raro, nos pondremos a los «mandos» de unas braguitas. Con ellas combatiremos contra otras bragas, que quieren nuestro mal, a base de disparos y ataques cuerpo a cuerpo. No te preocupes: date un momento para asimilar lo que has leído y, después, continúa.

Pongámonos primero en situación: unas braguitas, lideradas por Panzi, están buscando que los humanos adoren a las bragas por obligación, no que salga de sus propios sentimientos. No obstante, en este alocado y cómico mundo existen algunas piezas de lencería que no están de acuerdo, cada una por sus razones. Una de ellas es Baka Pantsu, la que encontrará a la protagonista de la historia, Yurika, de quien declarará que es la Guerrero del Amor. Como tal, Yurika será capaz de ver, hablar y transformarse en braguita. Esta historia la seguiremos como si fuera una visual novel, pasando texto que también será narrado y viendo dibujos de estilo manga sobre un fondo.

Análisis Panty Party - 2Así comenzarán Yurika y Baka Pantsu su lucha contra las «huestes» de Panzi y demás bragas. Para ello, y puesto que a Yurika le gusta «cualquier tipo de braga» (no tiene ninguna preferida, vaya), nos lanzaremos a la batalla tras seleccionar una de las disponibles (en un principio la de Yurika, después iremos desbloqueando más si realizamos con éxito ciertos desafíos durante las misiones). Estas van desde la clásica de color blanco a las rayadas, pasando por otras más infantiles, con volantes… en total, 17 de estas.

Una vez dentro de la zona de combate estaremos ante un entorno 3D de estética anime, con unos escenarios y personajes (las bragas) visualmente simples. Al igual que con el tono de su historia, su aspecto también opta por un estilo más cómico en lugar de uno más realista. Además, el juego está doblado en japonés (voces de bragas incluidas), y alguna de estas voces es, ciertamente, cómica, aunque no es el mejor doblaje del mundo.

Cada una de nuestras braguitas de Panty Party tienen habilidades activas y pasivas distintas, incluso pueden diferir en el número de vidas. En cualquier caso, todas tienen mínimo cuatro habilidades activas, cada una con su cooldown. Por ejemplo, las bragas de Yurika tienen un ataque cuerpo a cuerpo, un disparo y un bumerán, además de un especial. Este especial activa el modo Pasión, en el que gracias al que mejorarán nuestras otras habilidades o, como es en el caso de las bragas de Yurika, cambiarán por otras (el disparo por un impacto giratorio en este caso).

Aparte de lo anterior, todas tienen un sprint, la capacidad de volar hasta que se les agote la energía o hasta que decidamos parar, y un paso lateral para esquivar los disparos enemigos. El sistema es sencillo.

Defendiendo el amor verdadero por las braguitas

Con nuestra braga tendremos que bajar los humos de las braguitas rebeldes que quieren someter al mundo humano. Cada misión o episodio nos hará combatir contra varias braguitas de diferentes tipos (y, por lo tanto, con diferentes habilidades y características, que pueden tener o no incluido algún jefe entre sus oleadas. Habrá otros elementos del escenario de los que estar atentos, como las lavadoras, que «limpiarán» el daño realizado a la lencería enemiga, por lo que los enemigos derrotados volverán a aparecer. Para aguantar las embestidas enemigas, nuestra braga tiene una barra de vida. Si esta se acaba, gastaremos una de nuestras vidas para reaparecer. Perder todas significa que ya no seremos útiles: a nuestro dueño le tocará ir a la tienda de ropa más cercana para comprar una nueva ropa interior.

Panty Party tiene dos modos de juego: el modo historia y el modo arcade. En el primero, seguiremos las peripecias de Yurika y Baka Pantsu en su cruzada contra Panzi para evitar que obligue a los humanos a adorar a las braguitas (y es que esto puede ser fatal para la pobre Yurika). Básicamente, tras seleccionar un capítulo nos muestran algo de historia, después habrá una batalla (con «braga jefe» incluida) y luego otro poco de historia. Las batallas duran poco tiempo, por lo que no necesitaréis mucho tiempo para acabar los 20 episodios (19 más el episodio 0). En el modo arcade tendremos un bracket de enfrentamientos. Iremos eligiendo contra cuál de los dos oponentes jugaremos, lo que nos llevará a acabar en una secuencia distinta. En total serán otras 20 partidas (aunque para jugar algunas de ellas tendremos que rejugar algunas de las pasadas anteriormente, por lo que serán más) y 6 finales.

¿Merece la pena hacer esta visita a Women’Secret?

Llegar a una conclusión sobre Panty Party es complicado dado el enfoque cómico del juego. Definitivamente, si prefieres los juegos más serios, este no será tu juego. Ni la historia es seria, ni el juego en sí lo es. Si el humor absurdo te gusta, quizás Panty Party te pueda sacar alguna risa. Lo que sí está claro es que sufre de escasez de contenido, por lo que al final acabaría siendo necesario repetir las mismas misiones una y otra vez después de haberlas completado. De todas formas, Panty Party busca el entretenimiento más casual, no una experiencia inmersiva.

No obstante, si eres de esos adoradores (o pervertidos) que piensan que las bragas son como pequeños dioses dignos de venerar, este es tu juego, sin lugar a dudas.

FICHA TÉCNICA

  • Nombre: Panty Party
  • Desarrollador: Animu Games
  • Distribuidor: Animu Games
  • Plataformas: PC
  • Fecha de lanzamiento: 24/01/2017
  • Género: Acción
  • Modos: Un jugador
  • Idioma: Textos en español, voces en japonés
  • Web oficial

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.