Análisis de Samurai Riot
Lo mejor
  • Jugar en compañía.
  • Un buen número de finales.
  • Muchos estilos de combate por personaje.
Lo peor
  • Animaciones demasiado simples.
  • Poca variedad de enemigos.
  • Jugar en solitario es muy aburrido.
58%Nota Final
Puntuación de los lectores: (2 Votes)
56%

La desarrolladora francesa Wako Factory nos brinda un toque nostálgico gracias a Samurai Riot, un beat ‘em up de la vieja escuela protagonizado por la ninja Sukane y el samurai Tsurumaru, quienes tendrán que emprender un viaje repleto de peligros y en el que se pondrá a prueba su honor. Bueno, más que el de los personajes, el del jugador, puesto que las decisiones que vayamos tomando a medida que avanza la historia hará que nos enfrentemos a unos u otros enemigos o que visitemos diferentes localizaciones, todo ello pensado para que la resolución de los múltiples finales con los que cuenta el juego sea lo más variada posible. ¿Lo consigue? Pues venga, un vistazo al tráiler y vamos con el análisis de Samurai Riot.

Samurai Riot no ha escapado a los clichés en lo que a su apartado gráfico se refiere. El estilo cómic inunda todos y cada uno de los escenarios que recorremos con nuestros dos héroes, y si bien es cierto que esas localizaciones lucen bastante bien, tampoco se puede negar que el riesgo a la hora de elegirlas ha sido mínima, con cuevas, puentes a medio construir o bosques tan típicos en este género.

Eso sí, el pinchazo llega con los protagonistas y los enemigos. Sí, el diseño de todos ellos es llamativo, pero la variedad de enemigos es mínima, lo que desemboca en la aparición de esa sensación de estar haciendo lo mismo una y otra vez tan catastrófica para un juego de estas características, y en el apartado de animaciones tampoco se puede hablar de un trabajo excelso. Lo cierto es que los movimientos de Sukane sí son ágiles y fluidos, ya sea al atacar como al desplazarse por el escenario, pero en el caso de Tsurumaru, las animaciones son muy robóticas y el desplazamiento bastante ortopédico, por decirlo de alguna forma. Lo mismo sucede con los final bosses, cuidados en su diseño pero con unos patrones de ataque demasiado limitados que apenas nos pondrán en apuros.

Tu combo me suena

Samurai RiotEn materia de jugabilidad, Samurai Riot tampoco se presenta excesivamente innovador. Contamos con dos tipos de ataque normales, un par de ataques especiales, llaves y defensa, más que suficiente para acabar con las oleadas de enemigos que nos esperan a cada paso. Conocer las habilidades de los dos personajes es fundamental para saber de qué forma será conveniente atacar a los enemigos, puesto que algunos atacarán a distancia y otros no dudarán en medirse a nosotros cuerpo a cuerpo. Al tratarse de una ninja y un samurai se podría haber ampliado el catálogo de movimientos para dotar al juego de un mayor grado de espectacularidad, pero esas limitaciones hacen que aumente aún más si cabe la sensación de repetitividad.

Ojo, esto sucede en caso de que juguemos solos, puesto que jugar en compañía hace que Samurai Riot gane muchos enteros. Los speedrunners y aquellos que apuestan por obtener las mejores puntuaciones posibles tendrán en este juego todo un filón, y qué mejor forma de obtener las mejores marcas que diseñando combos espectaculares junto a nuestro compañero, la maneda idónea de obtener el mayor número de monedas que, más adelante, servirán para desbloquear nuevos estilos de combate para nuestros personajes.

Dicho esto, debe quedar claro que Samurai Riot es un juego que se aprovecha al máximo jugando en compañía, mucho más si nos marcamos como tarea descubrir todos los finales y desbloquear los numerosos estilos de combate de Sukane y Tsurumaru. El juego en sí no es demasiado extenso en cuanto a la duración de la historia, de modo que en una tarde podréis haber acabado perfectamente, pero sí ofrece retos y contenidos ocultos como para seguir jugando y descubriendo todo aquello que nos hemos dejado por el camino. Ojo, insistimos, hacerlo solo puede llegar a ser toda una odisea y una prueba de fuego para nuestra paciencia, así que no dudéis en llamar a un amigo y echar una buena tarde de risas y mamporros mientras peleáis con nuevos estilos y aumentáis la dificultad para que el reto sea aún mayor.

Conclusión

En líneas generales, Samurai Riot es un beat ‘em up sencillo y aceptable, uno de esos juegos que sabe aprovechar las bases de uno de los géneros con más solera del sector pero que apenas es capaz de aportar nada nuevo. Eso y su escasa variedad hace que baje muchos puntos en caso de que juguemos en solitario, pero la cosa cambia radicalmente si disfrutamos de la aventura en compañía, momento en el que podemos diseñar ataques combinados de lo más peculiares que nos tendrán pegados al mando durante un buen número de horas.

A falta de logros, algo bastante extraño en un juego que pasa por el catálogo de Steam, los speedrunners tendrán un filón gracias al cronómetro existente y a las clasificaciones en línea, así como aquellos que crecieron en los salones arcade dedicándose a superar las puntuaciones del resto de jugadores. En definitiva, un buen juego con el que pasar el rato pero del que se podría haber sacado mucho más provecho en caso de que Wako Factory hubiera decidido tomar más riesgos.

Samurai Riot

Ficha técnica de Samurai Riot

  • Desarrollador: Wako Factory
  • Distribuidor: Steam
  • Plataformas: PC
  • Fecha de lanzamiento: 13/09/2017
  • Género: Beat ‘em up
  • Modos: Un jugador, multijugador
  • Idioma: Inglés
  • Web oficial

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.