A estas alturas, queda bastante claro que 2017 va a ser un gran año para nuestro sector. Lanzamientos de primerísimo nivel, el retorno de grandes sagas y la llegada de Nintendo Switch marcan un año en el que, todo hay que decirlo, también nos gustaría ver algunos de los videojuegos más esperados por la comunidad.

Es obvio que este listado podría irse hasta los 50 o 60 juegos, pero en mi caso lo voy a reducir a diez títulos que me sacarían una sonrisa de oreja a oreja y con los que se me saldrían los ojos de tanto jugar. Vaya, seguro que muchos de vosotros también tenéis esa sensación según los vayáis descubriendo.

Venga, menos palabrerío y al ajo. Estos son los 10 videojuegos más esperados que nos alegrarían el año.

DmC: Devil May Cry 2

Cómo no, empiezo con una de mis sagas favoritas. Ya han pasado cuatro años desde que Dante Sparda recibiera ese cambio de look que tantas críticas provocó, un aluvión de palos para Capcom que se disolvieron una vez que la comunidad de jugadores pudo echarle el guante al reboot de Devil May Cry. Una historia muy sólida, una jugabilidad a prueba de balas repleta de combos espectaculares y, sobre todo, un personaje que derrochaba carisma por los cuatro costados hicieron de DmC: Devil May Cry uno de los juegos favoritos de la saga para muchos jugadores (entre los que me incluyo) y un buen punto de salida para reflotar una franquicia que iba cuesta abajo y sin frenos.

¿Las posibilidades de ver a Dante de nuevo? Pues bastante altas. De hecho, en los últimos tiempos se ha rumoreado bastante acerca de ese supuesto proceso de desarrollo, así que esperamos que Capcom y Ninja Theory nos brinden pronto un nuevo DmC. Y si mantienen a Noisia y Combichrist para amenizar la lluvia de mamporros, mucho mejor.

DmC Devil May Cry

Dino Crisis 4

Amigos de Capcom, ¿por qué no aprovecháis el gran tirón de Resident Evil 7 para traer de vuelta esta saga? En pleno boom de los survival horror en la primera PlayStation, la compañía japonesa se sacó de la manga Dino Crisis, un juego en el que los zombis dejaron paso a un catálogo de dinosaurios con muy mala leche que pusieron las cosas muy complicadas a nuestra querida Regina. Eso sí, la franquicia tomó un camino equivocado que supuso una desaparición cantada. La segunda parte, sin ser mala en absoluto, se centró en la acción y en soltar plomo a diestro y siniestro, mientras que la tercera entrega nos llevó al espacio exterior para combatir con dinosaurios creados a partir de experimentos con su ADN, algo que no había por donde cogerlo.

¿Y por qué resucitar Dino Crisis? Sencillo. Imaginaos volver a controlar a Regina en primera persona con unas gafas de realidad virtual, sentir como nunca la terrible presencia de velociraptores, T-Rex y, en definitiva, un buen surtido de dinos sedientos de sangre. No sé a vosotros, pero a mí me parece el momento perfecto para que Capcom se plantee alegrarnos con un regreso que, siendo realistas, parece bastante improbable.

Dino Crisis

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.