Entremos a los recreativos de siempre con nuestro grupo de amigos pero con 20 años más, con música bien alta y cambiemos las pipas y la Fanta de naranja por cerveza, o condimentada con ron, ya que estamos.

Los fieles seguidores de nuestras redes sociales bien saben que el fin de semana pasado descubrí uno de los mejores sitios de copas en los que he estado.

Sí, habéis leído bien. Vengo a hablaros de dónde pediros una cerveza y prácticamente olvidaros de ella al segundo porque estaréis más pendientes de si elegir a Ryu o Cammy en la cola para el Street Fighter, viendo cómo todo el mundo a tu alrededor baila al son de la música. ¿Qué tal suena?

Se llama The Four Thieves y está en Clapham Junction, Londres. Me pareció un local digno de mención.

The Four Thieves

El pub está compuesto por dos pisos. La parte inferior es la de un pub típico inglés, con su pista de baile y música actual. Al ir a pedir a la barra más cercana, vimos de pronto un letrero bien grande con un “Game Room” en letras de neón que nos invitaba a subir a la parte de arriba. Allí tuvieron en cuenta el foro limitado, así que tuvimos que esperar nuestro turno.

Entrar allí fue remontarme a los 90’s con tanta máquina arcade, plataforma de baile, futbolines… y lo mejor de todo, una pantalla de proyección gigante con el Street Fighter II. A la segunda cerveza me di cuenta que en la cabina desde donde se juega hay opción a cambiar de videojuego, mostrándote un listado bastante amplio con clásicos como Mario Bros, Pac Man, Space Invaders, Commando… y el pub subió aún más puntos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A la derecha del pub quedaba un espacio bastante amplio con un minigolf, muy llamativo como podéis ver.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En medio de la sala, lo que debería ser la pista de baile, habían montado un “Racing Bug”, un circuito de coches teledirigidos compuesto por 12 asientos, yo no daba crédito. El ambiente era peculiar cuanto menos, unos ingleses haciendo cola para competir en la pista de carreras mientras se bebían sus pintas de Pale Ale, otros jugando en las máquinas recreativas y el resto simplemente bebiendo y bailando, como buen sitio de copas que es por si se os había olvidado.

Y que no se me olvide mencionar la sala de Realidad Virtual. Sí señores, la gente del The Four Thieves han pensado en todo. Podíamos probar juegos como Brookhaven Experiment, Longbow y Slingshot.

Quizá haya locales por el estilo en España (si es así podríamos crear una buena lista entre todos, compartir es vivir). Una cosa está clara… ¡Yo vuelvo seguro!

The Four Thieves

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.