Hace justo dos años de la muerte de Satoru Iwata, una de las personas más importantes en el mundo del videojuego. Murió siendo presidente de Nintendo, después de ser desarrollador y programador.

Iwata ayudó de gran manera siempre a Nintendo, sobre todo en los desarrollos de Pokémon Oro y Plata para la Game Boy Color y Pokémon Stadium para Nintendo 64. El especialista en ciencias de la computación fue uno de los artífices de llevar el mundo Pokémon a occidente. También participó en uno de las sagas insignia de Nintendo, Super Smash Bros.

En el nuevo milenio, gracias a su dedicación, pasó a formar parte del consejo de administración de la compañía al nombrarle jefe de la división de planificación corporativa. Dos años más tarde, Yamauchi le cedió el testigo de la compañía, siendo el primer presidente que no pertenecía a la familia que había presidido siempre Nintendo. Su buen hacer, dedicación y resultados le hicieron valer para ese puesto.

A Iwata le gustaba la innovación, así que después de unos años nefastos tras la Nintendo 64 empezó a cambiar el rumbo de la marca. Alejándose del potencial de hardware de los rivales y aprovechándose de su experiencia, el camino sería la innovación acompañada de un gran entretenimiento. Así surgió Nintendo DS.

Nintendo DS fue una auténtica revolución. Dos pantallas, una de ellas táctil, fueron vitales para dar un vuelco al mercado de los videojuegos. Se empezaron a desarrollar otras maneras de jugar, incluido “juegos” para aquella gente que no solía ponerse delante de una consola, como el Brain Training. Este éxito revitalizó la compañía, y no se dudó en sacar nuevas versiones de la consola, incluso una con 3D cuando se puso de moda este modo de visionado.

Satoru Iwata

La consola portátil más exitosa del nuevo siglo fue la antesala de la consola de sobremesa que batió todos los récords en Nintendo, Wii. El proyecto se llamó “Revolution” debido a la revolución que traería, basada en el control de movimiento. Con un mando por control remoto para hacer más fácil el manejo y atraer más gente, la compañía que lideraba Iwata subió a lo más alto del podium de las compañías de entretenimiento. Creó una nueva corriente videojueguil más familiar, convirtiendo este entretenimiento accesible a todo el mundo.

Se podría decir que el gran Satoru Iwata marcó un antes y después en los videojuegos, alguien fundamental para el desarrollo y avance tecnológico en este medio. Pese a que después Nintendo no ha tenido unos buenos años debido a la recesión financiera y los malos resultados de WiiU, a Iwata no hay nada que reprocharle y sí recordar por siempre los avances y las innovaciones que trajo consigo y brindó al mundo entero.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.