Hoy, con la realidad virtual dando sus primeros pasos, ya hay quien sabe ver las oportunidades que puede ofrecer una experiencia que va más allá de las posibilidades que la RV de consumo ofrece al usuario medio a día de hoy. Es el caso de Zero Latency. Una empresa que se dedica a ofrecer experiencias grupales propias de realidad virtual. Esto se traduce en partidas locales en las que cada uno lleva su casco de realidad virtual con un equipo wireless que le permite desplazarse por todo el área de juego y ver dentro del mundo virtual al resto de sus compañeros con sus movimientos y desplazamientos perfectamente representados en el videojuego.

Con locales de éxito ya en Japón y Sidney, Zero Latency ha conseguido ofrecer al gran público lo que son las primeras experiencias de cooperativo local en la realidad virtual. Y lo hacen con grupos de hasta seis personas, en una sala enorme de unos 200 metros cuadrados para que puedas moverte sin problemas. El objetivo es la mayor libertad de movimiento de los jugadores dentro del juego en cuestión. Alberto Marcos, Director de desarrollo nos pone al día sobre Zero Latency, sus ejemplos de éxito en Japon y Sidney, y nos cuenta como han hecho funcionar tan grande proyecto.

El local esta situado en el barrio de Prosperidad en la calle de Pradillo número 54. Después de organizarnos por partidas en grupos de 6 pasamos a una antesala donde vemos los seis equipos colgados en la pared y donde se nos explica el procedimiento con todo lujo de detalles. Por ahora ofrecen Zombie Survival, en el futuro habrá más como las que están operando actualmente en Japón y Sidney. Nos comentan las bases del juego como que tenemos 4 armas diferentes: dos automáticas, una escopeta y un rifle francotirador.

Zero Latency 1

Una vez preparados para la acción pasamos a la sala de juego, 200 metros cuadrados totalmente vacíos a disposición del juego y de los jugadores. Se nos proporcionan a cada uno nuestros rifles de asalto. Son unos rifles de estilo muy futurista con tres botones: uno para recargar el arma, otro para cambiar de arma y el gatillo de disparo. Destacan las dos esferas de luz acopladas en la parte superior del rifle como método de trackeo. Muy parecido al visto en los mandos Move de PlayStation VR.

En esta sala es donde ocurre toda la magia. Zero latency recibe el nombre de la necesidad de un retardo 0 del procesamiento de la imagen al casco de realidad virtual. En el mundo de la RV esto es un factor de un peso tremendamente importante, ya que si el retardo es mínimamente notable la experiencia perderá toda su inmersión, aparte de poder provocar mareos y nauseas. El equipo tecnológico del que hace gala Zero latency consta de hasta 64 cámaras de alta resolución instaladas en la sala de juego que captan los movimientos de hasta 6 personas y los trasladan al juego de manera totalmente instantánea y sin cables para que desde tu visor captes toda la acción que se desarrolla cada segundo.

Zero Latency 2

Según te calzas el equipo entero y te ajustas el visor, en este caso todos son OSVR de Razer, te encuentras en la sala de espera virtual previa al juego. Una sala muy al estilo Matrix pero con tonos azules. Por primera vez ves al resto de tu equipo en el mundo virtual. El fusil está perfectamente representado en 3D y responde increíblemente bien a los movimientos que tú realizas con las manos. La sala de espera también sirve como primer contacto dentro de una realidad virtual con un equipo de estas características. Nos empezamos a dar cuenta de que los avatares de cada personaje reaccionan perfectamente a sus movimientos, se agachan si te agachas y mueven los brazos y la cabeza. Pero aquí cada avatar es simplemente un modelo de malla 3D con forma humanoide. Luego en el juego cada uno tendrá un avatar con forma de soldado, guerrero, etc, perfectamente diseñado.

Una vez está todo preparado aparecen una especie de posicionadores al fondo con unos anillos flotando en cada uno y un nombre en la parte de arriba. Es a donde debemos dirigirnos cada uno para comenzar la partida. Y es en este justo y preciso momento en el que te dicen por los auriculares que camines a un punto en un mundo virtual en el que cuesta dar el primer paso. Y no por miedo ni por inseguridad, sino porque te das cuenta de que nunca has utilizado tus piernas para andar de manera normal y desplazarte en un mundo virtual. La sensación al dar el primer paso es abrumadora. Caminas entre el resto de tu equipo, confías en que lo representado en el juego coincida con la realidad y te diriges a tu punto de control, y cuando todo el mundo está en su sitio comienza la experiencia.

Zero Latency 3

Zombie Survival promete lo que reza. No vamos a spoilearos la experiencia, pero el juego en sí es un survival zombie por oleadas muy en la línea de Call of Duty, con sus barricadas reconstruíbles incluidas. La calidad gráfica del juego en sí deja un poquito que desear, pero hay que tener en cuenta que es un multijugador con 6 personas y que la transmisión de datos se hace mediante el aire. Nos quedan unos añitos de espera para alcanzar un apartado visual al nivel de los juegos de última generación.

Por otra parte, la movilidad cumple con todas las expectativas. El sistema de apuntado funciona perfectamente y apuntar se hace tan fácil como en la realidad. Estamos todos comunicados a través de los auriculares y micrófonos, por lo que nos oiremos perfectamente al hablar. Y no solo eso, sino que la boca de nuestro avatar se moverá cada vez que digamos algo por el micrófono, dando la sensación de ser él quien está hablando, detalles que se agradecen mucho y hacen mucho por la inmersión total en el juego. Miras a alguien, le llamas, ves cómo su avatar voltea la cabeza en tu dirección y te responde con animaciones faciales y la voz de tu compañero, una pasada.

Zero Latenzy 5

El equipo no supone un problema de ningún momento; pesa unos 4 kilos y una vez estás jugando casi ni lo notas. Cuándo termina la partida los asistentes te ayudan a quitarte el equipo y volvéis a la sala de recepción a ver los resultados finales en una pantalla, resultados que también te mandarán por mail al instante para que puedas disponer de los datos.

Y así termina nuestra experiencia en Zero Latency, quienes han conseguido traer el multijugador local para varias personas a la realidad virtual con un pleno funcionamiento y optimización. Y lo mejor es que ya lo tenemos disponible y podemos reservar cita desde su web. Ya sabes, si quieres asomar la cabeza a lo que nos depara el futuro de los videojuegos o simplemente os lo queréis pasar bien con los amigos cosiendo zombies a balazos ahora tenéis una oportunidad de oro. ¡Desde CPG nos despedimos y no podemos hacer otra cosa que recomendarlo!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.