Análisis de Kenshi
Lo mejor
  • Posibilidades casi infinitas en el campo de batalla.
  • Editor muy completo.
Lo peor
  • Gráficos totalmente desfasados.
  • La banda sonora no acompaña a cada situación.
70%Nota Final

Han pasado doce años desde que Lo-Fi Games iniciara el desarrollo de Kenshi, y más de una década después por fin hemos podido echarle el guante a este videojuego de estrategia en tiempo real. A grandes rasgos, el aspecto más destacable de esta obra es la libertad de movimientos que tenemos para patear el mapa, pero como podréis imaginar, tantos años de desarrollo han acabado pesando en su apartado visual, totalmente desfasado. Entonces, ¿merece la pena hacerse con Kenshi? Sigue leyendo para resolver todas las dudas.

Prepárate para echar horas pegado a la pantalla

Como hemos mencionado en la introducción, Kenshi ofrece una libertad de movimientos casi infinita, algo palpable desde el inicio de la aventura. Nada más arrancar, tenemos la opción de ir en solitario o formar un grupo de varios componentes, seleccionando también la cantidad de recursos disponibles y otras opciones que pueden facilitar o dificultar nuestros primeros pasos. Además, tenemos la posibilidad de modificar la presencia de cada personaje con un editor bastante completo que nos permite modificarlos para que cada uno de ellos se diferencie a la perfección.

Tras una pequeña introducción para meternos de lleno en la trama, estamos en disposición de comenzar a realizar actividades como crear nuestra base de operaciones, comerciar, trabajar o, por qué no, liarla parda desde el primer momento. Mucho ojo con ir a lo salvaje desde el principio, y es que de la misma forma que podemos esclavizar a enemigos, ellos también nos pueden obligar a realizar trabajos forzados en caso de ser apresados. Sin duda, esto es todo un puntazo, puesto que la mayoría de videojuegos nos harían iniciar de nuevo la partida o cargarla, pero en Kenshi tenemos la posibilidad de levantar cabeza incluso después de estar sufriendo situaciones prácticamente insostenibles.

Por supuesto, mantener con vida a nuestro grupo es primordial, y para ello vamos a tener que cuidar su alimentación, tener material médicas a mano y un buen número de posibilidades que están perfectamente explicadas en los numerosos tutoriales disponibles, revisables en cualquier momento de la partida en caso de que hayamos olvidado cómo llevar a cabo alguna acción.

En cuanto a las dimensiones del mapa, es cierto que no se trata de un escenario excesivamente amplio, pero sí está bien compensado debido a la cantidad de acciones que podemos llevar a cabo y a la posibilidad de enfocar cada partida de una forma diferente, lo que hace que su duración y rejugabilidad sean casi infinitas. Podemos arrancar con la idea de ser un pueblo pacífico dedicado al comercio, una banda de forajidos que siembra el terror allá por donde va o, por qué no, cambiar de premisa durante la partida dependiendo de cómo nos vayan las cosas.

Los años no pasan el balde

Doce años de desarrollo han servido para crear todo un monstruo (en el buen sentido) en materia jugable, pero si hay un apartado que se ha visto penalizado, ese es el visual. Tanto los modelados como los escenarios se presentan totalmente desfasados, un problema mayúsculo para aquellos que buscan esplendor visual además de una jugabilidad a prueba de balas, y también debemos añadir las enormes caídas de framerate en ciertos momentos, así como la alta duración de los tiempos de carga.

En cuanto al sonido, la banda sonora no acaba de cumplir del todo bien con su función. A pesar de que las melodías son pegadizas, no se adaptan del todo bien a cada situación, de modo que habrá momentos de batalla pura y dura acompañadas por ritmos lentos y secciones de transición con canciones más aptas para peleas.

En definitiva, el apartado técnico deja claro que Lo-Fi Studios ha centrado esfuerzos en crear un juego brutal en lo que a jugabilidad se refiere, pero muy anticuado en su apuesta visual, algo que será penalizado por un buen número de usuarios.

Conclusión

Si eres de esos jugadores que anteponen jugabilidad a calidad gráfica, Kenshi te hará disfrutar desde el primer segundo. Con un editor plagado de opciones de personalización, tantas como las que podemos llevar a cabo una vez que nos ubicamos en el escenario, estamos ante una obra de duración infinita que nos permite demostrar nuestras dotes de mando a través de un gran número de opciones, ya sean comerciales o bélicas.

Eso sí, en caso de que solicites un juego con unos mínimos de calidad técnica, Kenshi hará que te pienses dos veces su compra, puesto que el diseño de personajes, sus animaciones y los escenarios tienen un aspecto del todo desfasado, y debemos sumar las mencionadas caídas de framerate y tiempos de carga excesivos.

Ficha técnica de Kenshi

  • Desarrollador: Lo-Fi Games
  • Plataformas: PC
  • Fecha de lanzamiento: 06/12/2018
  • Género: Estrategia
  • Modos: Un jugador
  • Idioma: Castellano
  • Web oficial

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.