Análisis de Nightmare Boy
Lo mejor
  • El aspecto visual.
  • Grandes retos desde el primer instante.
  • El sistema de gestión de las gemas.
Lo peor
  • Se nos queda corto de duración.
  • Desarrollo demasiado lineal.
75%Nota Final
Puntuación de los lectores: (4 Votes)
95%

Aprovechamos el lanzamiento de Nightmare Boy en Nintendo Switch para ofreceros las impresiones que hemos sacado de uno de los mejores metroidvania que pudimos disfrutar durante el pasado 2017. El estudio español The Vanir Project nos sumerge en un mundo de pesadillas en el que Billy/Rolok tendrá que enfrentarse a un entorno de lo más hostil bajo un estilo gráfico que nos traslada a la época de los 16 bits y las series de animación clásicas, un juego en el que aporrear botones está a la orden del día gracias a los numerosos combates que tendremos que librar contra las oleadas de seres del inframundo sacados de las pesadillas de otros niños.

Dominando a Rolok

Como es habitual en este tipo de videojuegos, la habilidad del jugador es básica y fundamental para avanzar en la trama y conocer el motivo por el que hemos sido elegidos para vivir esta pesadilla. Eso sí, Nightmare Boy no propone la famosa mecánica de ensayo y error, y a pesar de que la curva de dificultad está bien llevada, conviene mantenerse con vida en todo momento si queremos avanzar de forma fluida. No es que hablemos de un juego muy extenso en duración, pero sí que nos mantendrá pegados a la pantalla durante un buen número de horas hasta que cumplamos nuestro objetivo, muchas más si vamos como pollo sin cabeza por las numerosas salas que componen cada escenario. Además, retroceder para encontrar los objetos necesarios para superar una sala bloqueada también será común, y el hecho de que morir suponga un castigo tremendamente excesivo hará que vayamos con pies de plomo en todo momento. Así, la mezcla de acción trepidante en los combates debe fusionarse con la sabia elección de los movimientos que vamos a realizar si no queremos empezar una y otra vez.

Por suerte, cada vez que superemos un nivel tendremos acceso a una tienda en la que podremos mejorar las habilidades de Rolok a través de las gemas que obtendremos al derrotar a los enemigos que salgan a nuestro paso. Mucho ojo, que lo de esquivar a los adversarios no es la mejor elección: en Nightmare Boy es casi obligatorio dar cuenta de todo bicho que salga a nuestro paso, puesto que llegará un momento en el que sea imposible avanzar si no tenemos al protagonista mejorado lo suficiente como para derrotar a los 10 jefes que nos esperarán al final de cada escenario, un guiño evidente a aquellos arcade que nos hacían sudar la gota gorda en los 90.

Por si esto fuera poco, las gemas también se utilizan para guardar partida, de modo que aquellos jugadores que tienden a salvar cada vez que superan el más mínimo obstáculo tendrán que ser mucho más selectivos a la hora de invertir esas gemas. Esto implicará que, cada vez que muramos, tengamos que regresar a un punto bastante atrasado, un motivo más para tener cuidado y dominar cuanto antes todas las habilidades de Rolok, y no solo las de combate; también tendremos que especializarnos en la vertiente plataformera de Nightmare Boy, ya sea a la hora de deslizarnos sobre ciertas superficies o de aprovechar paredes para ir saltando sobre ellas.

Nightmare Boy

Super Nintendo… Switch

Pasamos al aspecto visual, un diseño gráfico que, como hemos mencionado, nos transporta a la época de los 16 bits. Por un lado tenemos unos escenarios estáticos diseñados con mucho mimo y que aportan su granito de arena en el cometido de hacernos ver que, a pesar de que pueda parecer una aventura pensada para los más pequeños de la casa, nos lleva a un mundo verdaderamente terrorífico y en el que sobrevivir es todo un reto. Por su parte, los personajes cuentan con animación “frame a frame“, tal y como menciona The Vanir Project, de modo que podemos disfrutar de unos adversarios de gran tamaño, con unos gestos y movimientos muy fluidos que se acoplan perfectamente a los escenarios

Ese apartado técnico queda completo con una selección musical en la que destacan los órganos, instrumento básico y fundamental en las ambientaciones tétricas, así como un abanico de efectos y voces perfectamente sincronizados con cada movimiento o golpe que ejecutemos. Por supuesto, los subtítulos llegan en castellano, de modo que podemos hablar de una sección técnica de gran nivel que demuestra el buen hacer del producto nacional en el sector de los videojuegos.

Conclusión

The Vanir Project brinda a los usuarios de Nintendo Switch la posibilidad de disfrutar de Nightmare Boy, un videojuego complicado desde el primer momento, sin llegar a cotas de desesperación siempre y cuando se invierta el tiempo necesario en aprender las mecánicas y en el buen uso de las gemas que iremos recolectando mientras aniquilamos a los adversarios de pesadilla que nos abordan una y otra vez. A esto debemos sumar un apartado gráfico de lo más llamativo, un homenaje a los grandes clásicos plataformeros aderezado con animaciones más típicas de series de animación, lo que desemboca en una experiencia de lo más gratificante que no deberíais dejar pasar.

Nightmare Boy

Ficha técnica de Nightmare Boy

  • Desarrollador: The Vanir Project
  • Distribuidor: BadLand Games
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One, PC, Nintendo Switch
  • Fecha de lanzamiento: 25/10/2017 (PS4, XOne, PC), 16/01/2018 (Nintendo Switch)
  • Género: Plataformas, aventura
  • Modos: Un jugador
  • Idioma: Castellano
  • Web oficial

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.