Análisis de The Spectrum Retreat
Lo mejor
  • Curva de dificultad bien trabajada.
  • El estilo art-déco del hotel.
  • El argumento es capaz de enganchar desde el primer segundo.
Lo peor
  • Poca innovación en las secciones de puzzles.
  • La banda sonora es un tostón.
  • El salto no está del todo bien trabajado.
68%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
67%

Los juegos de puzzles en primera persona han ido ganando notoriedad con el paso de los años desde que el genial Portal viera la luz en el año 2007. Desde entonces, un buen número de desarrolladoras, sobre todo independientes, nos han ofrecido videojuegos similares con mayor o menor éxito, y en el caso que nos ocupa, vamos con una de esas obras que todo fan del género debe probar.

Con un premio BAFTA al Diseñador Joven de Videojuegos en 2016 bajo el brazo, Dan Smith se aventuró en el desarrollo completo de The Spectrum Retreat, título que nos invita a patear el misterioso Hotel Penrose, un lugar solitario en el que estaremos rodeados por un buen número de autómatas y, sobre todo, por un ambiente hostil en el que la soledad será (casi) nuestra única acompañante.

¿Qué pinto yo aquí?

Desde los primeros compases, The Spectrum Retreat deja claro que estamos frente a un título en el que los puzzles se entremezclan a la perfección con una narrativa muy bien cuidada, el principal gancho para seguir recorriendo estancias en busca de pistas que nos permitan escapar del Hotel Penrose. En cierto modo, podríamos hablar de un walking simulator, puesto que vamos a pasar buena parte del tiempo andando y hablando con la única persona que tiene intención de ayudarnos a salir del edificio, pero esa fuga depende de la resolución de rompecabezas.

De este modo, The Spectrum Retreat se divide en dos vertientes. Por un lado, la trama argumental nos mantiene en tensión durante todo el trayecto, ya que vamos a ir conociendo los secretos de este lugar tan solitario, mientras que las secciones de puzzles nos obligan a darle al coco para poder seguir avanzando.

Si bien es cierto que las secciones de puzzles no aportan nada nuevo al género, sí que podemos hablar de pruebas perfectamente orquestadas en las que los colores tienen gran importancia. Gracias a nuestro teléfono circular podemos atrapar colores y soltarlos en el lugar correcto para resolver cada rompecabezas. En un principio las pruebas apenas ofrecen resistencia, pero a medida que avanzamos, los problemas nos van a obligar a pensar muy bien cada movimiento, ya que habrá que empezar de cero ciertos puzzles en caso de no dar con la opción correcta.

Eso sí, llegar a las secciones de puzzles viene precedida por otras en las que la exploración toma el mando. El acceso a los rompecabezas es obtenido una vez que conseguimos un PIN escondido en las numerosas secciones del hotel, y ya os podemos adelantar que las pistas no suelen estar a simple vista, de modo que es necesario estar atento a cualquier detalle que destaque sobre el resto.

¿Esto quiere decir que The Spectrum Retreat es un juego muy complicado? Pues eso ya depende de cada usuario. Los más habituados a este tipo de obras no van a encontrar demasiados retos hasta los instantes finales, mientras que aquellos que se aventuren por primera vez en el género pueden verse en serios problemas para salir con vida del hotel. Así, la duración estimada puede ser de unas seis horas, pero insistimos, todo depende de la capacidad de resolución de rompecabezas del jugador.

Art-déco, un gran acierto

En materia técnica, The Spectrum Retreat cuenta con un apartado visual bastante llamativo. La elección del estilo art-déco para el hotel es un acierto absoluto, ya que imprime esa dosis de misterio necesaria para meternos de lleno en la trama, así como los numerosos detalles repartidos por el escenario que, en ocasiones, solo sirven para confundirnos y evitar que demos con el lugar correcto en el que se encuentra la solución a nuestros problemas.

La banda sonora puede ser el aspecto más flojo del juego, con melodías extremadamente repetitivas que capaces de sacarnos de quicio en los momentos en los que estemos atascados. Por suerte, el catálogo de voces elegidas para los personajes, sean humanos o autómatas, sí goza de una buena calidad y ayuda a sumergirnos en la trama, y contar con subtítulos en castellano es un plus teniendo en cuenta que muchas de las soluciones a las secciones de búsqueda vienen de mano de esa voz que sigue nuestros pasos.

Conclusión

The Spectrum Retreat nos invita a escapar de un lugar claustrofóbico a base de completar una serie de puzzles que no suponen una gran novedad si los comparamos con juegos como Portal o Q.U.B.E., pero como compensación podemos disfrutar de unas secciones de búsqueda muy bien trabajadas, una historia capaz de atrapar a cualquier jugador y un apartado técnico más que digno si tenemos en cuenta que hablamos de un videojuego desarrollado por una sola persona.

Si eres amante de los juegos de puzzles y necesitas disfrutar de videojuegos que no se centren únicamente en la resolución de rompecabezas, no cabe duda de que The Spectrum Retreat te agradará, así que no dudes en echarle el guante para comprobar si eres capaz de escapar del Hotel Penrose.

Ficha técnica de The Spectrum Retreat

  • Desarrollador: Dan Smith Studios
  • Distribuidor: Ripstone Games
  • Plataformas: PS4, Xbox One, Nintendo Switch, PC
  • Fecha de lanzamiento: 13/07/2018 (PC, edición analizada)
  • Género: Puzzle
  • Modos: Un jugador
  • Idioma: Voces en inglés, textos en castellano
  • Web oficial

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.