Volvemos a la carga con los análisis de periféricos enfocados al gaming, y en este caso hemos tenido la oportunidad de echar un vistazo al Razer Blackwidow Ultimate, teclado que recibió una actualización el pasado año para añadir la certificación IP54, gracias a la que se asegura su resistencia al agua y el polvo. Por lo demás, seguimos hablando de un producto de calidad gracias a sus magníficas especificaciones, ergonomía y los switches Razer Green. Venga, vamos con todos los detalles del Razer Blackwidow Ultimate, no sin antes agradecer a Razer la cesión del producto para su testeo.

UNBOXING

Como no podía ser de otra forma, la presentación del Razer Blackwidow Ultimate llega en un embalaje de gran calidad, con una imagen del producto y una pequeña ventana para probar las teclas en el frontal y las especificaciones más relevantes en la cara posterior, con especial énfasis en la resistencia al agua del teclado. Una vez abierto, encontramos una protección de plástico duro para evitar cualquier desperfecto, y al sacar al teclado tenemos la tarjeta de agradecimiento, manuales y pegatinas de Razer, imprescindibles en los productos de la marca californiana.

Análisis Razer Blackwidow Ultimate

CARACTERÍSTICAS

Llega el momento de conocer la especificaciones del Razer Blackwidow Ultimate. Lo primero que salta a la vista es que hablamos de un teclado de formato completo, de ahí que sus medidas alcancen los 475 x 171 x 39 milímetros, con un peso de 1.500 gramos, muestra de su gran resistencia. La distribución de las teclas no difiere respecto a los teclados de este formato de Razer, con el teclado alfanumérico en la parte derecha y las teclas de función en la parte superior, con las que podremos realizar tareas como controlar el volumen o reproducir, pausar y parar música o vídeo en los reproductores que utilicemos.

En cuanto a las teclas, su pulsación es rápida, cómoda y eficiente gracias a los switches Razer Green, cuya fuerza de activación es de 50 gramos, longevidad de 60 millones de pulsaciones, más que suficiente sea cual sea la tarea que llevemos a cabo con él, y ultrapolling de 1000 Hz.

En la parte inferior del teclado encontramos las habituales patas de plástico con las que podremos aumentar la altura del teclado, siempre y cuando estimemos oportuno de cara a mejorar la ergonomía, así como cinco tacos de goma para asegurar la sujeción del teclado y evitar cualquier movimiento inoportuno durante la partida. En cuanto al cable trenzado, su longitud es de 2,1 metros, suficiente como para poder utilizarlo desde cualquier posición, mientras que el USB llega chapado en oro, otra de las señas de identidad de los productos de Razer y una muestra evidente de la calidad que siempre buscan implementar en sus productos.

Análisis Razer Blackwidow Ultimate

CONEXIÓN AL PC

Una vez repasadas las especificaciones del Razer Blackwidow Ultimate, llega el momento de comenzar a utilizarlo. Como siempre, podremos darle uso desde el momento en el que realicemos la conexión al PC, pero lo más recomendable es tener instalado el software Razer Synapse para aprovechar al máximo todas sus posibilidades. Una vez actualizado el firmware estaremos en disposición de acceder a todos los apartados disponibles para este periférico, entre los que encontramos la creación de perfiles para sacar todo el rendimiento a nuestros videojuegos y aplicaciones favoritas, gestionar los efectos de luz, brillo e intensidad, crear y gestionar macros o activar el modo gaming, con el que la tecla Windows quedará desactivada.

CONCLUSIÓN

Como habéis podido comprobar, el teclado Razer Blackwidow Ultimate mantiene todas las grandes prestaciones de su antecesor y añade la certificación IP54, con resistencia a polvo y agua. En materia de ergonomía podemos asegurar que se trata de un periférico muy cómodo, con una pulsación y respuesta de teclas de primer nivel, aunque la presencia de un reposamuñecas habría evitado la aparición de síntomas de cansancio tras sesiones prolongadas de juego o cualquier otra tarea.

Aun así, su precio es más que competitivo dentro del mercado de teclados mecánicos, y es que por 119,99€ podemos hacernos con un teclado de máxima calidad, duradero, cómodo y con el que no tendremos problemas en caso de que se nos caiga un vaso de agua encima. Vaya, esto no es lo habitual, pero está bien saber que un descuido de tal calibre no hará que tengamos que gastarnos los cuartos en un teclado nuevo…

Análisis Razer Blackwidow Ultimate

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.