Análisis de Sailaway: The Sailing Simulator
Lo mejor
  • Poder recorrer el mundo entero.
  • Las travesías nocturnas.
Lo peor
  • Se echan en falta más modos de juego.
  • Pensado para un público demasiado específico.
66%Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
64%

Los simuladores están viviendo una época dorada en el mundo de los videojuegos. Ya sea a través de apuestas muy cercanas a la realidad u otras en las que prima la diversión, se trata de un género que alberga innumerables actividades como mecánica, gestión deportiva o transporte de materiales peligrosos, y en el caso que nos ocupa, el estudio Orbcreation nos brinda la posibilidad de surcar los océanos con Sailaway: The Sailing Simulator, un videojuego que será bien recibido por aquellos que buscan una experiencia 100% realista y por los que no tienen ningún tipo de problema en darle una oportunidad a obras a las que haya que dedicar una gran suma de horas.

¡Vamos que zarpamos!

Antes de empezar con este análisis, debe quedar claro que Sailaway: The Sailing Simulator es un videojuego muy complejo, puesto que el vocabulario utilizado será reconocible para aquellos que tengan experiencia en la navegación, mientras que los jugadores que no hayan pisado un velero en su vida tendrán más dificultades para adaptarse a esa ristra de nombres y funciones. Dicho esto, es recomendable (por no decir obligatorio) aprovechar los tutoriales para aprender desde las nociones básicas del manejo de nuestro velero hasta los movimientos más avanzados para aprovechar al máximo sus posibilidades o esquivar cualquier problema que surja en nuestro trayecto.

Otro de los aspectos que debemos tener en cuenta es que el paso de las horas se produce en tiempo real, con datos meteorológicos provenientes de la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) que proporcionan un extra de realismo. Obviamente, los trayectos más largos se podrán prolongar durante días, incluso meses, de ahí que debamos tener en cuenta cualquier fenómeno atmosférico de cara a realizar ese viaje sin contratiempos. En todo caso, Sailaway ofrece la posibilidad de recibir notificaciones vía correo electrónico para informarnos de la travesía, ya que el viaje seguirá su curso aunque no tengamos el juego abierto.

Si optamos por seguir el viaje en directo, podremos disfrutar de un mundo perfectamente animado, con un gran trabajo en las físicas del mar, ya sea surcando aguas tranquilas como enfrentándonos a temibles tempestades, e incluso más espectaculares son los viajes nocturnos, con las estrellas iluminando nuestro camino y la posibilidad de señalar en el firmamento las constelaciones para hacer el viaje más ameno y educativo.

Ojo, que el hecho de que disfrutemos de una climatología calmada no significa que no debamos estar atentos a un sinfín de datos. Ya sea un pequeño velero o una embarcación de grandes dimensiones, tendremos que movernos de un lado a otro para encontrar la configuración idónea que nos permita aprovechar hasta la más mínima racha de viento, eso siempre y cuando apostemos por una simulación completa, ya que también podemos reducir todo a mover el timón y algún que otro movimiento más genérico que, sin ser tan eficiente, también nos servirá para llegar a nuestro destino.

Sailaway Análisis

¡Mira mi barco!

Como he mencionado, gobernar las diferentes embarcaciones disponibles en Sailaway: The Sailing Simulator puede llegar a ser abrumador por la cantidad de opciones disponibles, pero eso no quiere decir que sea un juego pensado exclusivamente para quienes ya conozcan los entresijos de un barco. Los primeros tutoriales nos ofrecen los datos suficientes como para gobernar nuestro velero, de modo que todos los jugadores estarán capacitados para surcar los océanos sin problemas. Obviamente, del propio jugador dependerá mantener ese perfil bajo o aprender poco a poco todos los nombres y usos de cada componente, lo que desembocará en una experiencia más enriquecedora, la mejor forma de sacarle todo el juego a esta obra.

Por supuesto, esa escala de aprendizaje también se podrá llevar a cabo al pasar de pequeños veleros a grandes yates, catamaranes e incluso barcos nórdicos. Obviamente, cada uno de ellos tendrá sus particularidades, pero el hecho de tener unos conocimientos mínimos proporcionará más facilidades a la hora de gobernarlos.

A la hora de personalizar cada embarcación, Orbcreation también ha puesto el listón muy alto, ya que la cantidad y variedad de opciones disponibles nos permitirá decorar nuestro barco al máximo, y además podremos compartir nuestra ubicación con otros jugadores para fardar de embarcación. Por supuesto, las opciones multijugador no se quedan ahí, ya que también podremos unirnos a otras embarcaciones o dejar otros navegantes se unan a nosotros y disputar regatas.

Sailaway Análisis

El mundo a tus pies

Después de todo esto, quizá os estéis preguntando qué extensión está disponible para navegar. Pues bien, en Sailaway podremos recorrer todo el planeta, ya sea eligiendo rutas a través de océanos o surcando islas entre pequeños archipiélagos. El reto lo pone cada jugador, su pericia al timón y sus ganas de disfrutar de viajes repletos de magia, puesto que las travesías disponibles son infinitas. Así, lo más recomendable es aprender con los tutoriales y realizar viajes relativamente sencillos para después buscar mayores retos e incluso participar en regatas en línea.

Una vez más, no olvidéis consultar la meteorología a la hora de preparar el viaje, ya que las tormentas o corrientes obligarán al jugador a demostrar que ha aprendido lo suficiente como para salir airoso de esos problemas que podrán surgir durante la travesía, adversidades a las que debemos sumar unas físicas un tanto extrañas en momentos de grandes rachas de viento, único problema detectado en materia de navegación. Por supuesto, no hay olvidar la posibilidad de preparar una hoja de ruta con diferentes puntos de control para que el barco siga su curso cuando no estemos jugando.

Sailaway Análisis

Conclusión

En definitiva, Sailaway: The Sailing Simulator es un videojuego abismal en cuanto a extensión, repleto de detalles que enamorarán a los amantes de la navegación, pero un tanto limitado en lo que a opciones se refiere. Al fin y al cabo, todo se resumen en navegar de un punto a otro, y la única forma de salir de la rutina será hacer rutas junto a amigos o competir en las regatas online, posibilidades demasiado escasas como para enganchar durante un tiempo prolongado a aquellos jugadores que buscan una experiencia algo más intensa.

Haber incluido más pruebas, retos de tiempo punto a punto o incluso mayor variedad de embarcaciones habría hecho de él un juego mucho más divertido y variado, de modo que serán los amantes de la navegación quienes lo aprovechen al máximo y no entren en esa sensación de aburrimiento inevitable después de varias horas de recorrido. Sin duda, una gran idea que podría haber dado mucho más de sí en caso de haber aumentado las posibilidades más allá de disfrutar de una navegación 100% realista.

Sailaway Análisis

Ficha técnica de Sailaway: The Sailing Simulator

  • Desarrollador: Orbcreation
  • Distribuidor: Steam
  • Plataformas: PC
  • Fecha de lanzamiento: 27/02/2018
  • Género: Simulación
  • Modos: Un jugador, multijugador
  • Idioma: Castellano
  • Web oficial

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.