Hablar sobre retrasos en el lanzamiento de videojuegos no es algo que nos emocione, pero hay casos en los que puede llegar a ser conveniente. Esto es lo que sucede con Insurgency Sandstorm, cuya fecha de lanzamiento ha pasado del 18 de septiembre al 12 de diciembre, tiempo en el que New World Interactive, estudio encargado de su desarrollo, trabajará para corregir los errores detectados por la cada vez más amplia comunidad que está disfrutando de la beta.

Según la opinión de los jugadores, la jugabilidad es más que correcta, pero hay un buen número de detalles que requieren correcciones, de ahí que sus desarrolladores vayan a ampliar el tiempo de trabajo con el objetivo de lanzar un videojuego mucho más pulido, algo que se agradece.

Este retraso hasta diciembre también afecta a la duración de las precompras, que mantendrán el 10% de descuento, así como de la fase beta, que se extenderá hasta el lanzamiento del juego en PC. Ah, y no olvidéis que PlayStation 4 y Xbox One también tendrán su ración de Insurgency Sandstorm en 2019.

Fuente: Nota de prensa | Focus Home Interactive

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.