Vivimos en una época en la que las consolas miran muy de lejos a los PCs en lo que a potencia gráfica se refiere. Contar con un equipo de máxima calidad capaz de sacarle todo el jugo a los videojuegos más potentes visualmente es el sueño de cualquier gamer, y esa es una de las acciones que podremos llevar a cabo en PC Building Simulator. Todavía en Acceso Anticipado de Steam, la obra de The Irregular Corporation es una apuesta segura a la hora de conocer las especificaciones de buena parte de los componentes del mercado, y es que no son pocas las marcas que han dado su apoyo a este videojuego.

Pero entonces, ¿PC Building Simulator solo se limita a crear diferentes configuraciones de equipos? Ni por asomo. Es cierto que contamos con un modo libre en el que diseñar nuestros equipos con componentes reales, tanto en sus especificaciones como en los precios mostrados, así como un tutorial de montaje que nos explica paso a paso como “construir” nuestro PC, pero será el modo Carrera el que nos tenga más horas pegado a la pantalla.

Conviértete en el técnico de moda

PC Building SimulatorNuestro objetivo es el de sacar de la quiebra a una empresa de montaje, diagnóstico y reparación de PCs, y para ello tendremos que atender a las diferentes peticiones de clientes que nos lleguen vía correo electrónico. Para favorecer la adaptación de aquellos jugadores que apenas tengan nociones de microinformática, las primeras misiones se limitarán a pasar el antivirus, comprar y montar una pieza especificada por el cliente o cambiar componentes con el objetivo de mejorar los equipos.

Si bien puede parecer una apuesta sencilla, lo cierto es que mantener una buena salud financiera nos obligará a estar muy pendientes del presupuesto con el que contamos y el pago que realizará el cliente una vez que hayamos cumplido con su petición. Las primeras misiones servirán para empezar a sumar una buena suma de dinero, pero según avancemos de nivel iremos desbloqueando nuevos componentes y peticiones más complejas que nos invitarán a escoger la pieza correcta. Por poner un ejemplo, el cliente puede solicitar que pasemos el 3DMark para detectar qué componente es el que está provocando que Sailaway: The Sailing Simulator (sí, también hay licencias de software) no tenga un rendimiento óptimo. Ahí tendremos que buscar esa pieza que mejore lo presente y se adapte al pago que recibiremos, por lo que escoger el componente equivocado desembocará en pérdidas que, en caso de acumularse, nos podrían llevar a no poder comprar nada más si superamos la deuda de 1000$.

Como veréis, la temática de PC Building Simulator nos lleva a realizar acciones cotidianas en cualquier tienda de informática, y la jugabilidad diseñada para este juego hace que, una vez más, hasta el jugador más inexperto en esta materia pueda sacar adelante sus pedidos. En todo momento tendremos guías para saber qué pieza tenemos que desmontar, qué cable hay que desconectar o qué componente hemos olvidado recolocar, y el hecho de que el aumento de dificultad esté muy bien trabajado ayudará a ir aprendiendo conceptos muy útiles para cuando lleguen misiones más complicadas en las que tengamos que detectar qué pieza está fallando y no quede más remedio que desmontar el PC entero.

Además de los conocimientos que tengamos o vayamos adquiriendo, tendremos a nuestra disposición aplicaciones que ayudarán al diagnóstico del hardware, programas que compraremos y que, una vez más, nos obligarán a cuidar mucho los gastos, todo ello sin contar el alquiler del local, un “palito” que nos hará echar humo cuando estemos algo justos de cash.

Tu gráfica me suena

En materia técnica, PC Building Simulator cuenta con unos gráficos bastante vistosos, con cada componente mimado al máximo para que sea una fiel recreación del real, lo que no evita que sea un juego capaz de funcionar con soltura hasta en equipos algo anticuados. Quizá el apartado más flojo sea el sonido, con un abanico de efectos demasiado escaso y una banda sonora que invita a silenciar la música de fondo. Por suerte, The Irregular Corporation ha tenido la genial idea de incluir radios online y la posibilidad de cargar la música que tengamos en el PC.

A la espera de su lanzamiento oficial, PC Building Simulator sabe cautivar tanto a los amantes del montaje de equipos como a los fanáticos de los simuladores. Con ciertas licencias a la hora de recrear el trabajo que supone montar un PC para favorecer la adaptación de cualquier jugador, una comunidad volcada con el juego y actualizaciones periódicas, con la llegada de marcas como Zotac y Patriot, que se unen a AMD, Cooler Master, Corsair, MSI o NZXT, podemos asegurar que se trata de uno de los mejores simuladores lanzado en los últimos meses, sin contar con que su margen de mejora todavía es altísimo. ¡No te quedes sin probarlo!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.