En CheckPoint Games no queremos olvidarnos de los clásicos que nos han acompañado durante horas y horas en las salas recreativas o en nuestros primeros sistemas domésticos, por lo que con este artículo inauguramos nuestros retroanálisis. El videojuego elegido para este desvirgamiento de clásicos populares es el mítico Super Pang. Vamos allá.

HISTORIA

1990 fue el año del Mundial de Italia, del cierre al público de la torre de Pisa o de la dimisión de Margaret Thatcher entre otras muchas cosas, pero en lo que a salas recreativas respecta fue el año en el que un juego con una mecánica tan simple como adictiva consiguió hacerse un hueco entre los mejores arcades del momento. Super Pang es el sucesor de Pang / Pomping World, juegos bandera de la compañía Mitchell Corporation, y está protagonizado por los hermanos Buster. Estos hermanos, ataviados con trajes azul y rojo, tienen como enemigas a unas terroríficas formas esféricas y hexagonales que están repartidas en todo el mundo. Así, nuestros héroes dispondrán de diferentes armas e ítems que nos ayudarán a dejar el mundo libre de burbujas. ¿Cómo acabar con ellas? Muy simple: cuando una burbuja es impactada por nuestras armas se divide en dos burbujas de menor tamaño. De esta forma, se van subdividiendo hasta llegar a su tamaño más pequeño y por fin desaparecer.

Super Pang

MODOS DE JUEGO

Super Pang dispone de dos modos de juego: Panic Mode y Tour Mode.

Vamos a comenzar con el Tour Mode, quizá el modo de juego más famoso y jugado. En él, los hermanos Buster recorrerán Asia, Europa y América con el objetivo de eliminar todas las burbujas de la pantalla antes de que el tiempo se agote. Por supuesto, también dispondremos de vidas, las cuáles se irán agotando cuando una burbuja entre en contacto con nosotros. Aun así, hay pantallas en las que encontraremos vidas extra y, llegando a ciertas puntuaciones, también conseguiremos vidas que aumentarán nuestras opciones de acabar el Tour mode de Super Pang.

En este modo jugaremos tres veces en cada ciudad, durante la mañana, la tarde y la noche en la mayoría de los casos, hasta recorrer los 40 niveles de los que consta ese modo de juego. Dependiendo de la zona, encontraremos obstáculos adicionales como suelo parcialmente helado o incluso alguna zona con el 100% del piso helado, lo que añadirá un plus de dificultad a estas pantallas.

La composición de las diferentes zonas es simple: una imagen estática de un lugar reconocible de ese país o ciudad con diferentes tonos de color dependiendo de la franja horaria. Aunque el juego es un perfecto arcade, los muros, escaleras o barreras que nos encontramos hacen que también tenga un pequeño componente plataformero, muy típicos de la época y que nos pueden recordar a otros bombazos de la época como TumblePop o Snow Bros.

Super Pang

Pasemos al Panic Mode. Según los chicos de Mitchell Corporation, este es el modo para los jugadores expertos, una forma muy noble de decir que es para jugadores que rozan la locura. En Panic mode nos enfrentamos a nada menos que 99 niveles, con la particularidad de que el juego es ininterrumpido. Las esferas y hexágonos no dejarán de aparecer en ningún momento, por lo que para superar cada nivel se necesita un mínimo de burbujas explotadas, que irán aumentando una barra de nivel. A diferencia del Tour mode, en el Panic solo disponemos de un tipo de disparo, de los que hablaremos más adelante, pero contamos con dos objetos que en muchos casos nos sacarán de grandes apuros: el reloj y la burbuja estrella.

Al disparar a la burbuja con el reloj, todas las burbujas que estén atormentándonos en pantalla se detendrán durante unos segundos, por lo que tendremos que ser ágiles y hábiles para tratar de despejar la pantalla lo máximo posible. Además de estos relojes de arena, algunas burbujas nos dan 1 segundo de pausa en el que podremos buscar una mejor colocación o explotar alguna bola que nos aceche peligrosamente.

La otra burbuja especial, y no menos interesante, es la estrella. Muy simple, cuando explota, todas las burbujas de la pantalla también explotan, aumentando la barra de nivel con cada explosión. Es sin duda el ítem más útil de este modo.

En los 99 niveles de los que consta este modo recorreremos también diferentes zonas del mundo, cambiando de unas a otras cada 10/15 niveles aproximadamente. Eso sí, a partir del nivel 60 ya nos quedaremos en Estambul hasta el nivel 99, siendo esta franja la más frenética.

Por último, y no por ello menos importante, hay que destacar que en el Panic mode no encontraremos ningún tipo de obstáculo en el mapa, ya sean escaleras o barreras, y además solo dispondremos de un crédito para terminar con los 99 niveles.

ITEMS Y ENEMIGOS

Las diferentes armas e ítems de Super Pang se esconden dentro de barreras destruibles o pueden caer cuando alguna burbuja explota. También hay ciertos puntos de la pantalla que al dispararlos dejan caer algún ítem. Vamos a repasar estos ítems y también los enemigos que encontraremos en el Tour mode y que, aunque no puedan quitarnos vidas, sí serán bastante molestos en algunos casos.

Arpón doble: el arpón es el arma por defecto de los hermanos Buster, pero con este ítem podremos disparar dos arpones seguidos. Hasta que uno no toca el techo o explota alguna bola no se puede disparar el siguiente.

Gancho: este arpón tiene la particularidad de que se incrusta en el techo o barrera y se queda durante unos segundos en pantalla. Todo lo que toque la cuerda del gancho será exterminado.

Ametralladora: sin duda, el arma definitiva. Sus cuatro ráfagas se disparan de forma muy dispersa, pero debido a su velocidad de disparo es fácil acabar con las bolas que se nos crucen. Como aspecto negativo, no puede destruir ningún tipo de barrera.

Super Pang

Reloj: con este ítem, podremos detener el tiempo durante 1, 3, 5 o 7 segundos.

Reloj de arena: las burbujas se ralentizan durante un breve espacio de tiempo.

Dinamita: uno de los ítems más contraproducentes. Al pasar por encima de él, todas las burbujas quedarán reducidas a su tamaño más pequeño, por lo que podríamos dejar la pantalla infestada de pequeñas burbujas por error.

Escudo: este ítem crea un campo de fuerza a nuestro alrededor que nos protege del impacto de alguna de las burbujas. Por supuesto, las burbujas que choquen contra el escudo explotarán.

Vidas: como ya explicamos anteriormente, las vidas pueden caer de algunas bolas, muros destruibles o incluso de puntos secretos en ciertas pantallas.

Frutas: en la mayoría de las pantallas veremos caer distintas frutas. Estas nos darán puntos muy valiosos para conseguir vidas extra. Como curiosidad, la gente siempre ha pensado que disparándolas en el aire se obtenían más puntos, pero es totalmente al contrario. Cuando la fruta llega al suelo es cuando más puntuación obtenemos.

Estrella: este ítem es muy raro encontrarlo, pero en caso de aparecer todas las burbujas explotarán.

Pez globo: este molesto enemigo aparece en ciertas pantallas recorriendo el escenario con el simple objetivo de molestar. Se los puede eliminar, pero si en algún momento nos toca, seremos incapaces de disparar durante unos segundos.

Peces voladores: estos peces, de menor tamaño, aparecen en grupo. Al igual que los peces globo, si nos tocan no podremos disparar, pero si los eliminamos normalmente nos obsequiarán con un arpón doble.

Cocodrilos: estos animales no son necesariamente enemigos, pero un uso incorrecto de ellos puede convertir una situación fácil es una vida menos. Los cocodrilos recorren la pantalla dando bocados, explotando todas las bolas que se encuentren a su paso. Si por algún motivo disparamos justo encima de ellos, podremos lanzarlos en la dirección deseada y explotarán, recibiendo 5000 puntos en caso de que se consiga eliminar alguna burbuja con dicha explosión. Hay zonas del juego en las que es indispensable el uso de la explosión del cocodrilo.

Super Pang

OTRAS PLATAFORMAS

Super Pang nació originalmente para triunfar en las recreativas y, debido a tal éxito, consiguió dar el salto a Super Nintendo en 1992. Eso sí, la versión de Super Nintendo solo podía ser jugada por un jugador y era sustancialmente diferente a la versión arcade, con mapas diferentes y un nuevo ítem: las botas de nieve.

Unos años más tarde, en 1998, Super Pang apareció en PSX, dentro del recopilatorio Super Pang Collection , aunque tampoco fue la versión que vimos en las máquinas Arcade, si bien su aspecto no era tan diferente como el de la SNES.

Pues con todo esto cerramos nuestro primer retroanálisis. Es más que probable que todo lo que he escrito no os haya aportado ninguna novedad, e incluso es probable que se me haya escapado algún detalle, pero también es posible que haya gente que todavía no haya probado esta obra maestra de las salas arcade y, por qué no, siempre es bonito recordar los juegos con los que hemos crecido…

Ninguna Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.